Discípulado: Ser o hacer discípulos.

Discípulado: Ser o hacer discípulos.

En algunas ocasiones nos encontramos ante preguntas como esta, que parecen muy sencillas de responder, pero que, en verdad, antes de dar una respuesta, es necesaria una reflexión seria y profunda.

El mandato de ir y hacer discípulos está claro en la Biblia, no sólo en el pasaje de Mateo 28, sino también al finalizar Marcos, Lucas y Juan.

Jesús tenía muy claro que sus discípulos tenían la responsabilidad de continuar su tarea, en cuanto a la enseñanza del mensaje del evangelio y la extensión del Reino de Dios. Esto implicaba claramente que debían hacer discípulos.

La pregunta que surge es, ¿quién hace discípulos? La respuesta parece obvia: “todo creyente”. Pero aquí es importante considerar algo que por ser tan “obvio”, puede pasar desapercibido.

Para hacer discípulos, primero tenemos que ser discípulos, es decir ser antes de hacer.

¿Puede una persona ser efectiva o eficaz en la tarea de hacer discípulos, sin ser el mismo un discípulo aprobado por el Señor? Yo tengo mis dudas, no porque el Señor no pueda hacerlo, sino porque no hay coherencia, yo no puedo transmitir lo que no tengo, lo que no vivo, lo que no experimento.

¿Quieres hacer discípulos? … Primero tienes que ser un auténtico discípulo… Ser antes que hacer.

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Phone: 3005215708
Barrio San Fernando
Carrera 31 # 6-37